sábado, 28 de junio de 2008

El sentimiento de lo fantástico, por Julio Cortázar

Julio Cortázar"Ese sentimiento de lo fantástico, como me gusta llamarle, porque creo que es sobre todo un sentimiento e incluso un poco visceral, ese sentimiento me acompaña a mí desde el comienzo de mi vida, desde muy pequeño, antes, mucho antes de comenzar a escribir, me negué a aceptar la realidad tal como pretendían imponérmela y explicármela mis padres y mis maestros. Yo vi siempre el mundo de una manera distinta, sentí siempre, que entre dos cosas que parecen perfectamente delimitadas y separadas, hay intersticios por los cuales, para mí al menos, pasaba, se colaba, un elemento, que no podía explicarse con leyes, que no podía explicarse con lógica, que no podía explicarse con la inteligencia razonante. [...]

"Un gran poeta francés de comienzos de este siglo, Alfred Jarry, el autor de tantas novelas y poemas muy hermosos, dijo una vez, que lo que a él le interesaba verdaderamente no eran las leyes, sino las excepciones de las leyes; cuando había una excepción, para él había una realidad misteriosa y fantástica que valía la pena explorar [...]. Ese sentimiento es tan natural para algunas personas, en este caso pienso en mí mismo o pienso en Jarry a quien acabo de citar, y pienso en general en todos los poetas; ese sentimiento de estar inmerso en un misterio continuo, del cual el mundo que estamos viviendo en este instante es solamente una parte, ese sentimiento no tiene nada de sobrenatural, ni nada de extraordinario, precisamente cuando se lo acepta como lo he hecho yo, con humildad, con naturalidad, es entonces cuando se lo capta, se lo recibe multiplicadamente cada vez con más fuerza [...]

"Lo fantástico y lo misterioso no son solamente las grandes imaginaciones del cine, de la literatura, los cuentos y las novelas. Está presente en nosotros mismos, en eso que es nuestra psiquis y que ni la ciencia, ni la filosofía consiguen explicar más que de una manera primaria y rudimentaria."


Julio Cortázar, extracto de la conferencia dictada en la U.C.A.B. (1982)

3 comentarios:

Veronika dijo...

No suelo leer lo que escriben los escritores por afuera de su ficción, excepto cuando doy con esos textos casualmente, como hoy. Sin embargo, siempre tengo la sensación de estarme llevando un extra invaluable y, en este caso, me quedo con ganas de leer más.
La definición que hace de lo fantástico como algo cotidiano, como una forma de percibir lo que esta ahí, lo que nos rodea, me parece muy buena.
Saludos desde mi intersticio!

Rayuela dijo...

Es su visión de lo fantástico-cotidiano lo que me enamora de Cortázar y de su literatura. Si aprendemos a fijarnos en lo más pequeño, en lo que suele pasar desapercibido por ser tan habitual nos daremos cuenta de que siempre hay "otro lado". La realidad es múltiple, sólo basta con darle un poco la vuelta o mirarla con cierta picardía.
Reconozco que desde chiquita encuentro conexiones y me aferro a teorías un tanto fantásticas pero que soy incapaz de no creer. A veces me pongo a imaginar algo que rompiera bruscamente y por un segundo una escena "vulgar", y me cuesta aguantar la risa, ¡y las ganas de hacerlo!

BACO dijo...

Tan sólo decirte, Rayuela, que nos une estar prendados del maestro Cortázar.
Una vez descubierto, quedas linkeado en El Laberinto.
Saludos

 
La Rayuela Cosmicómica - © Templates Novo Blogger 2008