domingo, 30 de noviembre de 2008

Orígenes de la lectura en braille

Hace poco me enteré de una interesante iniciativa de la ONCE y de Planetalector.com sobre el sistema braille. En su 25ª edición, el concurso escolar de la ONCE se organiza bajo el lema: El braille. Leer y escribir es poder vivir en igualdad. El concurso, dirigido a los centros escolares, propone el diseño grupal de un cartel que refleje lo que el braille significa para las personas ciegas. Los centros participantes recibirán diversos materiales sobre la historia de este sistema y sobre la creación de la escritura en general.

Me parece una gran idea en la que me hubiera gustado participar en mis años escolares. Todos sabemos de la existencia del braille, pero poco acerca de sus orígenes o de su relevancia para los invidentes, así que decidí conocer un poquito más sobre este método de “descubrimiento del libro a través de las manos”.

Louis Braille (1809-1852) fue el creador del actual sistema de lectura que lleva su nombre. Louis perdió la vista en un accidente a los tres años. A los ocho, su padre logra que el niño sea aceptado en la escuela del pueblo en donde, a pesar de seguir las clases únicamente de forma oral, obtiene buenos resultados. Dos años después, en 1819 y gracias a una beca, Louis es enviado a un colegio especial para ciegos en París.

Seguir leyendo el artículo completo en Papel en blanco...

3 comentarios:

Raúl dijo...

Desde un punto de vista poético, la sola idea de tocar las letras, me encanta.

Magnolia de Acero dijo...

Hace poco hablaba con una compañera de trabajo sobre el tema, pues ella había trabajado en la ONCE y aprendió un poco del Braille, pero mirando.

Me hace pensar la de capacidades y habilidades que podemos llegar a desarrollar todas las personas, pero que son habilidades que dejamos sin despertar.
Supongo que necesitamos varias vidas para despertar todos esos rincones de nuestro encéfalo.

Un abrazo

Rayuela dijo...

Suscribo tu "encanto", Raúl: tocar letras, tocar palabras...

Magnolia: ¡La de veces que le he dado vueltas al tema de las habilidades "ocultas"! Creo que, dentro de todo lo que somos capaces de hacer, es aún más lo que no sabemos que podemos hacer... Tantos rinconcitos dormidos que tenemos dentro de nosotros. Da un poco de escalofrío pensarlo...

¡Saludos!

 
La Rayuela Cosmicómica - © Templates Novo Blogger 2008