martes, 21 de octubre de 2008

Felicidad clandestina, de Clarice Lispector

Clarice LispectorLo primero que leí de Clarice Lispector fue precisamente lo último que ella escribió, una pequeña joya, atípica y sorprendente llamada La hora de la estrella. No recuerdo el impulso que me llevó a escoger algo suyo de los estantes de la biblioteca, si fue por recomendación o por pura casualidad en un día que necesitaba descubrir algo nuevo. Sea como sea, esto último se cumplió. Definitivamente nunca antes había leído algo como aquello. Tiempo después el libro elegido con mi carnet de socia fue este volumen de relatos (género que, afirman, fue su especialidad), Felicidad clandestina, que incluye un cuento homónimo imprescindible para cualquier apasionado de la lectura. Por desgracia se encuentra descatalogado, pero desde hace unos años podemos encontrarlo dentro de los Cuentos reunidos publicados por Alfaguara...


2 comentarios:

mariano skan dijo...

Mi primer encuentro con Clarice Lispector fue con un pequeño libro llamado Agua viva,extraño y atípico. Parece ser que los encuentros con Lispector siempre dejan asombrados a sus lectores.
Por tu reseña estaría bueno conseguir esa joya para leerla y comprobar que ese el el resultado de su literatura

Por lo que recuerdo de Agua Viva la prosa tiene una fuerza inusitada y me resultó extraño que no sea una historia convencial-con principio y final- sino un derrotero repleto de visiones y metáforas.

saludos

Rayuela dijo...

Tanto los relatos de Felicidad clandestina, los de Silencio (me gustaron menos) y la novela La hora de la estrella son como comentas: historias no convencionales, repletas de visiones y metáforas. Una literatura que sorprende y, a mí al menos, me maravilla.

Como comenté, ahora todos sus relatos han sido recogidos en un volumen por Alfaguara.

¡Saludos!

 
La Rayuela Cosmicómica - © Templates Novo Blogger 2008