martes, 23 de diciembre de 2008

La figura de la alfombra, Henry James




La figura de la alfombra
(The figure in the carpet)
Henry James
Impedimenta
120 páginas
ISBN: 978-84-936550-8-2



Leer a Henry James es siempre una delicia. Lo son sus personajes, a quienes retrata con una profundidad psicológica aguda, de forma que hasta los que aparentan ser más superficiales nos ofrecen luces y sombras; deliciosos son también sus temas o, mejor dicho, el escenario, el momento y el ambiente en el que estos se desarrollan, y, por supuesto, es delicioso su lenguaje, su forma de presentar la historia a través del detalle, de lo que no se dice, del gesto minúsculo tras el que se revela el enigma.

La mayoría de las historias de James transcurren en una sociedad acomodada, exquisita, bellamente articulada a través de la apariencia, en donde todo presume de ser fino, delicado, digno de contemplación. Pero una vez que descorremos ese velo suave y amable lo bello se resquebraja, lo que antes parecía refinado ahora es abiertamente abyecto. Salen los demonios y caen las máscaras, pero James nos lo cuenta con elegancia, con suprema elegancia. De hecho, aunque no exista nada mezquino en alguna de sus historias, sí hay siempre algo oculto, un secreto, como bien indica Antoni Marí en la introducción de esta obra. La verdad sobre los personajes de Henry James suele estar disimulada por un envoltorio cortés, el mismo que nos podría hacer pensar que su literatura no va más allá de lo agradable, cuando en realidad es de una profundidad grandiosa.

James fue un autor muy prolífico, conocido sobre todo por sus grandes novelas, como Retrato de una dama o Los embajadores, obra esta última que consideraba el mayor logro de su actividad artística. Pero también destacó en el género de relato y de la novella (de extensión mayor que un cuento, pero menor que una novela). En este campo destacan Los papeles de Aspern, Daisy Miller y la muy conocida Otra vuelta de tuerca (1898). La figura de la alfombra, escrita en 1896, forma parte de su “segunda época”, en la que deja a un lado las novelas y se concentra en cuentos y obras de teatro.

10 comentarios:

Leox dijo...

Deja papel en blanco de un lado y dale más a la rayuela.
Yo del Viejo Henry he leido Retrato de una dama y la heredera.
ambos de lujo.

Humanoide dijo...

Estoy empezando a odiar a editorial impedimenta y sus grandiosos libros con precios en euros. Uf... industria nacional, menuda tomada de pelo.

Rayuela dijo...

Leox: Tengo pendiente Retrato de una dama; la mayoría de lo que he leído de James son relatos, todos deliciosos.

Humanoide, no entiendo tu comentario... ¿Consideras caro el precio de los libros de Impedimenta? :S

mariano skan dijo...

Hola Rayuela: del señor James leí la conocida Otra vuelta de tuerca ( es verdad que ese título traducido al español se lo colocó José Bianco? Así lo cuenta Borges)

A mis manos, de manera azarosa cayó Daysi Miller, para mi un librazo, con Roma por escenario y la peste del coliseo.

felicidades

roberta dijo...

¡Que buena recomendación! Yo lo leí hace cosa de unas semanas y estas Navidades ya la he regalado dos veces.

Morgan dijo...

bueno, yo tb leí "otra vuelta de tuerca", me gustó mucho. Qué opina de Lovecraft??

Rayuela dijo...

Mariano: El título original literalmente es The turn of the screw, es decir, La vuelta de tuerca; José Bianco lo adaptó y quedó Otra vuelta de tuerca. Esto es lo que se explica en la edición de Siruela.

Roberta: ¡Sin duda ha sido un buen regalo!

Morgan: Apenas he leído de Lovecraft (sólo algunos de los cuentos de Los mitos de Cthulhu), así que no puedo opinar...

¡Saludos!

Magnolia de Acero dijo...

Me paso por aquí para desearte un feliz año, que esté lleno de ilusiones y que algunas de ellas se lleguen a realizar.
Un abrazo fuerte, Rayuela.

Raúl dijo...

Vuelvo a esta postrera entrada para saber de ti, y desearte que hayas tenido una feliz entrada en este año.
Abrazos.

Rayuela dijo...

Gracias, chicos, por vuestros deseos. Recibid los mismos por mi parte ;).

De momento mi 2009... sigue igual que el final de mi 2008. Espero que dentro de un año, cuando haga balance, las cosas sean diferentes. En fin, que sigo con mi estantería bien desordenada...

Besos, abrazos, de todo para vosotros.

 
La Rayuela Cosmicómica - © Templates Novo Blogger 2008