jueves, 23 de julio de 2009

¿Qué pequeño ciclomotor de manillar cromado en el fondo del patio?, Georges Perec








¿Qué pequeño ciclomotor de manillar cromado en el fondo del patio?
(Quel petit vélo à guidon chromé au fond de la cour?)
Georges Perec
Ediciones Alpha Decay
ISBN: 978-84-936540-5-4
88 Páginas





Quien dice Georges Perec dice “juego”, “divertimento”, “travesura literaria” si se quiere. En ningún caso encontraremos en sus libros un estilo, digamos, “tradicional” (si es que éste existe): Perec juega, experimenta con las palabras, con las frases, con la fonética y, por supuesto, con las historias que narra.

Con su primera obra, Las cosas, recibió el Premio Renaudot y fue aclamado por la crítica como una revelación de las letras francesas; de todos sus textos es, quizás, el menos experimental, si bien ya se aprecia su estilo y ese toque de ruptura, de visión inconforme e irónico-humorística. Un año después, en 1966, publicó ¿Qué pequeño ciclomotor de manillar cromado en el fondo del patio?, que desconcertó al punto de no recibir casi ninguna mención en la prensa. Salta a la vista que el estilo de uno y otro libro es radicalmente diferente: la calma basada en el deseo de opulencia de ‘Las cosas’ choca con la velocidad argumental y literaria que transmite en esta novella en que la comicidad arranca ya en el título.

El argumento, sencillo, desopilante y no falto de un dramático realismo, termina al servicio del lenguaje y sus posibilidades. Con esto no quiero decir que su importancia sea menor, sino que resulta tan apabullante el despliegue de estilo (muchas veces mediante la ruptura) que el punto de partida de la historia se nos queda, dentro de su originalidad, en un lugar secundario.

2 comentarios:

Magnolia de Acero dijo...

Has nombrado al final a los traductores, y cuánta razón tienes! Imagino que fue complicado semejante tarea, pues justamente conservar fonemas y juegos semánticos al mismo tiempo no debe ser nada fácil.
Un abrazo Rayuela!

mariano skan dijo...

Tengo en e-book el libro Las cosas y Tentativas de agotar un lugar parisino, pero me cuesta tanto leer de la pantalla que indudablemente deberé acudir a un libro.
Me gustó tu reseña. Saludos

 
La Rayuela Cosmicómica - © Templates Novo Blogger 2008